deberes-escolares-si-o-no

Deberes escolares de los niños: si o no

Los deberes escolares son un punto de encuentro y discrepancia entre todos los ámbitos relacionados con la educación de nuestros hijos.

Padres, profesores, expertos… si algo parece claro, es la dificultad para ponernos de acuerdo en si los deberes escolares son un complemento adecuado al colegio o no.

Argumentos a favor de los deberes escolares:

  • Los deberes escolares suponen una rutina, una disciplina diaria que los niños deben adquirir de manera autónoma y personal para afrontar estudios superiores en los que no hay una imposición y es necesario tener un hábito de estudio que permita la adquisición de conocimientos.
  • Fomentan la superación personal y el sacrificio por la consecución de una meta. Al ser objetivos a corto plazo, la consecución y la resolución de problemas mejoran la autoestima y la motivación.
  • Se trabaja la disciplina y el orden. No solo en lo relacionado con los propios deberes, sino también con el espacio de estudio, material escolar etc.
  • Fomentan la organización y la autonomía, lo que permitirá una evolución positiva y una menor dependencia en el aprendizaje.
  • Los deberes refuerzan la adquisición de los conocimientos adquiridos en el colegio.
  • Al reflejar lo aprendido en los libros de texto, promueven el aprobar exámenes y mejorar resultados académicos.

Argumentos en contra de los deberes escolares:

  • Los deberes son trabajo extra de repaso que debería estar implícito en la jornada escolar.
  • Los deberes, tal y como se plantean generalmente, no tienen base pedagógica; hacer un copiado o reiterar operaciones matemáticas sin tener en cuenta las necesidades personales de cada alumno no permite su desarrollo y estimulación personal.
  • Generan desigualdad. Los padres tendemos a ayudar con los deberes escolares a nuestros hijos/as y, dado que por cuestiones de trabajo no todos podemos echar una mano, habrá niños que terminen rápidamente sus tareas y otros que inviertan más tiempo del debido o no los hagan correctamente. Esto derivará en posibles casos de frustración, desmotivación, puntuaciones negativas absurdas y más deberes por no haber avanzado adecuadamente.
  • En muchas ocasiones provocan discrepancias en el ámbito familiar ante la disparidad de opiniones.
  • Limitan el desarrollo de habilidades. Es probable que nuestros hijos tengan habilidades muy desarrolladas que seguramente marcarán su éxito futuro y, si en lugar de potenciarlas emplean su tiempo en reiterar ejercicios, estarán limitando su crecimiento personal.
  • Incitan al abandono escolar; a partir de la ESO muchos alumnos buscan potenciar su talento a través de distintas actividades extraescolares: deporte, música, arte… y si no encuentran compatibilidad entre lo que les motiva y sus obligaciones, es más que probable que entren en un conflicto personal y abandonen aquello que les supone un lastre.
  • No todos los aprendemos igual y los deberes no hacen distinción en las necesidades particulares de cada alumno.

Deberes escolares: nuestra opinión:

Irene Castañares (Dpto. de Pedagogía)

“Los deberes pueden llegar a ser un motivo de conflicto entre padres e hijos. La relación parental conforme a los deberes, debería ser de soporte afectivo y emocional, y menos centrada en la ayuda, dotando a los niños/as de responsabilidad en su tarea.

Para que esto ocurra en ocasiones se necesita ayuda externa de personas cualificadas para ello, solo así permitirá a la familia centrarse en su función principal: apoyo emocional y motivación”

Lorena Blázquez (Desarrollo de Método Genios)

“Los deberes deben ser acordes a la edad del niño/a para hacer posible que se fomente un hábito de estudio. Si la tarea es excesiva, en ocasiones no se realiza o se hace de mala manera.

Por otro lado, esta tarea debe ser llamativa y que trabaje los objetivos que se proponen en el aula para reforzarlos.

Deben ser realizados de manera autónoma por los niños, sin ayuda de los padres, para evitar conflicto y posibles casos de frustración al no poder ayudarlos”

Laura Sanz (Franquiciada de Centros Genios Retiro y pedagoga)

“Cuando hablamos de deberes y para dar mi opinión, lo más importante es ver como son esos deberes y que le aportan al niño.  

Si están bien planteados, son actividades interesantes y adaptadas a las necesidades de cada uno y les sirve para afianzar sus conocimientos y habilidades de una manera que no resulte una carga extra para la familia, creo que es bueno pues ayuda a reforzar lo aprendido, a crear rutinas de pensamiento y a extrapolarlo en otros contextos. Pero si los deberes son una prolongación del colegio, una repetición de las mismas fichas y actividades en casa, creo que aportan poco valor y generan situaciones negativas en la dinámica familiar”

Tras conocer algunas ventajas e inconvenientes de los deberes y saber cuál es la opinión de nuestro equipo, ¿con cual os sentís más identificados? ¡Os leemos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *