blog

Educación del siglo XXI: de la enseñanza al aprendizaje

Centros Genios

El cambio que ha experimentado la educación en los últimos tiempos se resume en las palabras que titulan esta entrada. Durante décadas, los sistemas educativos se centraban en la importancia de cómo enseñar; qué contenidos debían memorizar los alumnos y cómo debía enseñarlo el profesor para todos.

Sin embargo, el gran paso dado en los últimos años se basa en la focalización en el aprendizaje de los alumnos en lugar del método de enseñanza del profesor. Desde Centros Genios os indicamos algunos cambios dados en la educación que favorecen el aprendizaje y la participación activa de los más pequeños:

El protagonista es el alumno, no el profesor

Tradicionalmente, el sistema educativo bancario lo dominaba todo: un sistema tradicional donde el profesor desarrollaba su discurso, invariable e inequívoco, mientras los alumnos debían memorizarlo al margen de la comprensión. Eso ha cambiado. Ahora es el profesor quien debe adaptarse al ritmo de los alumnos, darles voz a todos y conocer cuáles estrategias funcionan mejor.

El modelo no es homogéneo

Como dice nuestro lema: ‘Todos somos únicos. Todos somos Genios’. Cada uno tiene características propias, por lo que se deben adaptar las estrategias diseñadas a las necesidades de cada uno. De esa manera se potencian todas las inteligencias de los niños en función de su nivel y fase de desarrollo.

El aprendizaje es activo en lugar de pasivo

No se puede aprender sólo escuchando. Por eso, realizar actividades con los pequeños es tan importante ya que les permiten adquirir más conocimientos y comprender mucho mejor los conceptos. Además, pueden mejorar sus habilidades sociales, la capacidad para trabajar en equipo, etc. Flipped classroom o el aprendizaje por proyectos son opciones muy interesantes

No se trata de memorizar, sino de comprender

Hay conceptos fundamentales que no se deben olvidar, pero no todo consiste en la memoria y el repaso. De hecho, es más fácil aprender practicando de manera continua actividades para no olvidar. Por eso, resulta fundamental conseguir que los pequeños comprendan lo que tratamos de enseñarles; lograr un aprendizaje significativo de cuestiones básicas permite su entendimiento y, por tanto, que los conceptos se recuerden durante mucho más tiempo sin necesidad de memorizarlos.

Un aprendizaje para la vida real

Este principio resume este modelo educativo. No podemos educar a nuestros hijos en ambientes irreales: deben aprender para la vida. Por ello es tan importante que trabajen juntos, y aprendan conceptos pero también desarrollen destrezas y actitudes para su futuro educativo, social y laboral. Así lo indica el Proyecto DeSeCo por el que la legislación educativa de los países de la OCDE se rige.

Desde Centros Genios damos un paso más allá porque hacemos realidad este aprendizaje activo y personalizado a través de programas de innovación y con una evaluación individualizada de las características de cada pequeño. Un aprendizaje divertido donde la diversión y la acción son fundamentales.

Todos somos únicos. Somos Genios.